17:35
22 Noviembre 2017

A la hora de reclamar un vuelo, los minutos también cuentan

Cinco Días

Los consumidores son cada vez más conscientes de los derechos que les asisten en caso de incumplimiento por parte de las compañías aéreas. La normativa europea otorga a los ciudadanos un derecho de compensación automática en el caso de que el vuelo sufra lo que se denomina un “gran retraso”. Pero ¿qué sucede si son apenas tres minutos los que separan la aplicación de una compensación de esta índole?

Esta fue la situación vivida por una madre y sus dos hijos menores en el aeropuerto de Madrid, donde tuvieron que esperar durante 2 horas y 57 minutos a que despegara su vuelo. Air Europa no justificó esta demora, lo que motivó que muchos de los pasajeros afectados solicitaran una compensación por los perjuicios causados. El juzgado de lo mercantil n.º 1 de Zaragoza resolvió a favor de la mujer, a pesar de que la espera soportada por la familia fue inferior a las tres horas exigidas por el reglamento europeo. Según aclara el juez en su resolución, los tres minutos que faltaron para calificar la situación de “gran retraso” no liberaba a la compañía de ningún modo de su responsabilidad.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR