Así ha formado Iberia su plantilla para el ‘low cost’ de larga distancia

Cinco Días

Calma tensa entre los trabajadores de Iberia. Esperan ser los elegidos por IAG para lanzar operaciones de bajo coste y largo radio con base en el aeropuerto barcelonés de El Prat. Para ello, pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros han cedido acuerdos laborales que hagan competitivo el nuevo servicio frente a actores como Norwegian, que ya tiene vuelos baratos cruzando el Atlántico, o los proyectos de Air France y Lufthansa. Fuentes sindicales apuntan que la cabina de pilotos de Iberia, para volar a América en modo low cost, está un 22% por debajo del coste salarial de la cabina de Norwegian: 280.000 euros al año frente a unos 360.000. En cuanto a los TCP, los españoles vienen a ser una quinta parte más baratos. Son, en todo caso, cifras que la empresa no comenta.

La plantilla da por descontado que serán ellos quienes atiendan esta nueva producción del holding de aerolíneas, independientemente de que se haga bajo el nombre de Iberia o, muy probablemente, bajo otra marca. La opción española compite contra la de Aer Lingus.

La propuesta a IAG, por parte de la dirección que encabeza Luis Gallego, pasa por crear un equipo inicial de 150 personas: 14 comandantes, 23 copilotos; 14 sobrecargos y 99 TCPs, de los 16.000 empleados que integran la nómina de la compañía. Irían de voluntarios a la nueva base de Barcelona y seguirían bajo el paraguas de sus convenios, aunque con puntos adicionales para ampliar su productividad. El ofrecimiento de los trabajadores debe ser por un mínimo de un año y, pasado ese periodo, de dar marcha atrás volverían a sus puestos y condiciones actuales.

La clave para rentabilizar vuelos baratos, o perder lo mínimo posible en el intento de frenar el avance de Norwegian, está en un mayor número de rotaciones respecto a los habituales servicios de larga distancia, pero también debe reunirse a personal con salarios, de partida, moderados.

  • Convenios con ventajas

El principal criterio de selección entre los TCPs es que se encuentren entre los cuatro niveles salariales más bajos de la escala, de un total de 12 escalones. Es decir, deben pertenecer a niveles entre el 12 y el 8, con salarios de base –excluidas dietas–que exceden en poco los 20.000 euros anuales. Los sindicatos que han firmado el acuerdo con la empresa, La Candi, Sitcpla, CC OO y UGT –Stavla votó en contra–, defienden que es capital participar desde dentro, en la creación de la nueva unidad de negocio, como garantía de mantenimiento del empleo, y hacerlo arropados por las condiciones del XVII convenio colectivo.

Iberia exprime de este modo las ventajas ofrecidas por sus marcos laborales. En el caso de los pilotos, la compañía parte con salario rebajado un 13% –el colectivo acaba de recuperar un punto porcentual del salario a la vista de los últimos resultados– y dos niveles, octavo y noveno, en los que los últimos pilotos que se han subido a Iberia parten de un salario base de 35.000 euros anuales.

El escenario presupuestado para el nuevo low cost de larga distancia de IAG contempla, según las fuentes consultadas, comandantes cobrando hasta 160.000 euros anuales, y comandante de relevo y segundos con nóminas de unos 60.000 euros. Esta última cifra incentiva que se presenten voluntarios los pilotos y copilotos de más reciente entrada en Iberia.

A falta de que IAG elija aerolínea, presente la nueva marca y lance la comercialización, fuentes del mercado apuestan por Los Ángeles, San Francisco, La Habana y Buenos Aires como primeros destinos, con precios por billete y trayecto que rondarán los 300 euros.

La aerolínea tiene ya los primeros candidatos

– Iberia tiene preparado hasta el último detalle de su propuesta para lanzarse a los vuelos largos y baratos. Tras alcanzar un pacto con los sindicatos ha sondeado entre la plantilla quiénes estarían dispuestos a trabajar desde Barcelona. De momento han salido 75 TCPs, dejando abierta la posibilidad de cubrir las 24 plazas restantes con eventuales, y 23 sobrecargos, con lo que se excede la oferta inicial de 14.

– IAG debe hacer un anuncio inminente sobre cómo pretende arrancar en el segmento long haul-low cost si pretende, tal y como está anunciado, lanzar la comercialización este mismo mes de marzo y comenzar a operar entre junio y julio.

– El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, avanzó que el despegue del nuevo servicio se hará con dos aviones A330-200. Además de La Habana, Buenos Aires, Los Ángeles y San Francisco, se valora la posibilidad de incluir Barcelona-Punta Cana entre las primeras rutas.

– Tras un ejercicio 2016 marcado por el inicio de operaciones a China y Japón, así como por el anuncio de la clase intermedia Turismo Premium, Iberia ha iniciado 2017 con el refuerzo del puente aéreo, introduciendo a Vueling en las operaciones, y busca consolidar como destinos estables Shanghai, Tokio, Johanesburgo o San Juan de Puerto Rico.

– El pacto con la plantilla de vuelo no limita la eventual nueva producción respecto a la actual de Iberia, pero se ha firmado el pacto a corto plazo a la espera de una nueva sentada entre dirección y sindicatos.

– El rival a batir, Norwegian, ha anunciado el lanzamiento de sus primeras operaciones –desde Reino Unido e Irlanda– bajo la licencia irlandesa Norwegian Air International, con permiso concedido en diciembre por el Departamento de Transporte de Estados Unidos.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR