14:58
20 Septiembre 2017

Borracheras de altos vuelos

Las Provincias

En febrero de 2016, el vuelo FR2306 de Ryanair despegó del aeropuerto de London Luton y emprendió con toda normalidad su trayecto hacia Bratislava. Pero no tardaron en aparecer los problemas a bordo. Media docena de ingleses con evidentes síntomas de embriaguez empezaron a montar follón. Querían más alcohol. Era el inicio de la despedida de soltero de uno de ellos y no estaban dispuestos a dejar pasar ni un minuto de jolgorio. En vista de que no llegaba el ‘combustible’, amenazaron con interrumpir el vuelo. Uno de ellos, el más agresivo, se quitó la ropa y se negó tajantemente a obedecer las órdenes de la tripulación. El piloto, al ver que aquello se estaba desmadrando y corrían el riesgo de perder el control de la situación, tomó la decisión, como marca el protocolo, de desviarse y aterrizar en Berlín.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR