05:27
26 Marzo 2017

Defensa manipuló las fechas para destruir restos del helicóptero Cougar

ABC.es

La posibilidad de que se hayan podido destruir pruebas que podrían ayudar a aportar más datos para saber por qué se estrelló el helicóptero Cougar en Afganistán el 17 de agosto de 2005, falleciendo 17 militares, es una de las grandes incógnitas que rodean a este siniestro. Una investigación que fue gestionada por el exministro José Bono. Junto a la eliminación de 359 casquillos encontrados en el lugar donde cayó el helicóptero, como publicó ABC en su edición del 26 de enero, ahora se suma la manipulación de los documentos oficiales necesarios para destruir un sistema de tiro con carro C-90-CR, recuperado de la misma zona.

La manipulación de las fechas de estos documentos que formaban parte del sumario, rectificadas a mano, fue una de las razones que llevó a Eduardo Guitard, padre de David Guitard, piloto fallecido del helicóptero, a pedir la reapertura del caso. En esos escritos, a los que ha tenido acceso ABC, se visualiza cómo se autoriza la destrucción de este sistema de tiro (18 de agosto) antes de que se haya solicitado (22 de agosto). Pero estas fechas son modificadas a mano en los documentos que forman parte del sumario para que la sucesión de hechos tenga una lógica en el tiempo, como se puede percibir.

Así, en el primer escrito con fecha original de 18 de agosto, el auditor instructor del atestado del accidente autoriza la destrucción de esta pieza del helicóptero, «por resultar su almacenamiento extremadamente peligroso» y una vez «oído al responsable de la investigación de la CITAAM, que actualmente se lleva a cabo, y por entender que el mencionado sistema no ofrece información relevante alguna sobre la causa del accidente». La fecha de este documento se modifica a mano al 21 de agosto.

«Peligroso»

El segundo escrito tiene fecha original del 22 de agosto y en el mismo se «solicita autorización» para la destrucción del sistema de tiro con granada C-90-CR «deteriorado a causa del accidente por ser extremadamente peligroso su almacenamiento, al desconocer su grado de deterioro». En esta carta «se propone como fecha de destrucción el 21 de agosto de 2005». En este caso la fecha también se cambia a mano al 20 de agosto.

En el tercer documento, con fecha del 21 de agosto de 2005, se informa de que esta prueba recogida de la zona del siniestro «ha sido destruida sin novedad».

Si las fechas no se hubieran alterado, la secuencia de hechos no tendría ninguna lógica, ya que no se puede autorizar la destrucción de una prueba, antes de que se hubiera solicitado.

Para algunas de las familias de los militares fallecidos, esta alteración arroja una sombra más de sospecha sobre la investigación que aseguran que estuvo dirigida personalmente por Bono, que se desplazó a la zona durante estos días. Precisamente, la destrucción de este sistema de tiro se llevó a cabo pocos días después del accidente y estas familias plantean dudas sobre si realizó algún disparo en el momento del accidente, en el hipotético caso de el helicóptero hubiera sido objeto de un ataque.

Para poder acceder a esta documentación, las familias tuvieron que presentar una queja formal ante los obstáculos que, según sus testimonios, estaban encontrando. Los familiares consultados por ABC reivindican que les expliquen si ese sistema de tiro se destruyó porque realizó algún disparo y se quiere ocultar esta circunstancia. De hecho, este incidente puede estar relacionado con la reivindicación que los talibanes realizaron del atentado. Concretamete fue el lugarteniente del Mulá Omar, uno de los principales jefes talibanes de Afganistán, quién se atribuyó el ataque.

Credibilidad

Los familiares siempre solicitaron que se investigara y se preguntaron: «¿Cómo es posible que se deje fuera de las investigaciones la reivindicación de un hecho delictivo, sin haber dejado claro previamente que no había ninguna posibilidad de que hubiera sido él, o su gente, quienes asesinaron a nuestro hijo y a 16 militares más por muy delincuente habitual que fuera y falta de credibilidad que tuviera?». Se pregunta Eduardo Guitard.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR