05:41
28 Junio 2017

Delta expulsa de un vuelo a una familia por negarse a ceder el asiento de su bebé

El País

Delta Airlines expulsó de un avión a una pareja y su hijo de dos años por ocupar éste un asiento que habían pagado. La tripulación le indicó al padre, Brian Schear, que debían ceder la butaca, comprada inicialmente para otro de sus hijos, a otro pasajero. Ante la insistencia del pasajero, una agente aeroportuaria llegó a amenazarle con ir a la cárcel si no cumplía las órdenes.

“Compré el asiento”, defendió repetidas veces Schear minutos después de embarcar en Maui (Hawái) un avión con destino a Los Ángeles. Él y su mujer, Brittany, habían preferido mandar a su hijo mayor en un vuelo anterior y utilizar su asiento para el hijo pequeño para evitar la incomodidad de cargar con el pequeño en brazos durante las más de seis horas de vuelo. “No dormirá si no está en su sillita”, dijo Schear sobre su hijo. “Si no, estaría sentado sobre las piernas de mi mujer y moviéndose por todas partes, y no es seguro”, añadió con frustración el padre.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR