Denuncian a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea vuelos de dron de la Escola de RTE Antonio Faílde

La Voz de Galicia

La utilización de drones para captar imágenes de la ciudad, señaladamente del edificio de la plaza de abastos y su entorno, ha dado lugar a una denuncia ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. El particular que ha presentado este escrito, una persona que dispone de licencia de piloto de aeronaves de control remoto (drones), entiende que los vuelos, supuestamente dirigidos por alumnos de la Escuela de Arte Antonio Faílde, vulneran la legalidad.

 La actividad no solo no respeta la normativa vigente sobre seguridad aérea, sino también las restricciones que establece la normativa sobre drones, que prohíbe, según la denuncia, el vuelo de estos aparatos sobre núcleos de población, aglomeraciones de gente y edificios, entre otras limitaciones formales.

Plantea el denunciante que se ponga el caso en conocimiento de la autoridad sancionadora que corresponda; que no se permita la utilización de la imágenes, «debido a que dicha utilización supone un agravio comparativo con los que seguimos los trámites legales vigentes para operar con drones», y que se informe a la Escola Antonio Faílde de la legislación, «ya que han demostrado un desconocimiento expreso de la normativa vigente, ya sea intencionado o no».

Ni ciudades ni aglomeraciones

Con la norma vigente y a expensas de la legislación definitiva, que al parecer se aprobará antes del verano, desde la página web de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea se hace notar que la actual regulación temporal permite su uso «sobre zonas no habitadas y por ahora no está permitido el uso en ciudades o sobre aglomeraciones de personas al aire libre, como pueden ser parques de ciudades, playas llenas de gente, o campos de fútbol, por lo que, en el caso de películas, se podrán usar siempre que no sea en zonas urbanas». Manifestaciones, fiestas o conciertos por ahora no será posible grabarlos con drones, excepto que tengan lugar en recintos completamente cerrados, incluyendo el techo.

El uso de drones de forma irregular han dado lugar hasta ahora a varias sanciones y propuestas de multa. La norma prevé multas de hasta 225.000 euros a particulares y 4,5 millones a empresas. El uso lúdico de los drones está permitido en la actualidad, sin muchas exigencias de carácter formal, aunque siempre con las limitaciones generales.

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR