09:47
22 Febrero 2017

El helicóptero con la cámara capaz de multar desde las alturas no vuela desde junio

El Periódico

El Servei Català de Trànsit (SCT) se ha quedado sin helicópteros para gestionar el tráfico de las carreteras catalanas. Un recurso sumamente costoso y, a priori, imprescindible para el buen gobierno de la seguridad en la red catalana. Desde junio no vuela la aeronave que el ‘conseller’ de Interior, Jordi Jané, presentó el 24 de febrero del 2016 como una medida decisiva para luchar contra las distracciones al volante, que acababan de aumentar un 12% durante el 2015.

Este helicóptero está equipado con una cámara capaz de localizar desde las alturas a conductores que manipulen el teléfono móvil mientras están al volante. Con la Wescam MX-15, una cámara esférica ubicada en la panza del aparato, se “ve perfectamente” el modelo de coche que es, la matrícula y si el conductor utiliza el whatsapp o no “lleva puesto el cinturón de seguridad”, explicó entonces Jané. Además, está equipado con un cinemómetro, un dispositivo que basándose en la tecnología de los radares puede medir la velocidad de los automóviles que circulan por debajo de la aeronave.

LITIGIO ENTRE COMPAÑÍAS

La ‘conselleria’ había licitado la contratación de un helicóptero biturbina Eurocopter AS355 equipado con esta cámara. Lo presentó públicamente a finales de febrero. El problema es que, según ha podido saber este diario, lleva ocho meses en tierra. Entre las dos únicas compañías aéreas que se disputaron el contrato de renting surgió un problema. TAF Helicopters impugnó la adjudicación de Interior y se inició un litigio que todavía sigue.

En realidad, anda lejos de resolverse y quedan todavía meses por delante para que se aclare y pueda volar de nuevo un helicóptero que se presentó como un recurso idóneo para disuadir de la tentación de mirar el teléfono al volante. Sin este medio aéreo, cuyo precio supera el millón de euros anuales, los accidentes causados por estas distracciones se han reducido en un 2,5%. La mejora es relativa si se tiene en cuenta que supone un 10% más que en el 2014.

SE AGOTA EL SUSTITUTO

Interior sorteó este contratiempo destinando al Servei Català de Trànsit otro helicóptero propiedad de la ‘conselleria’, un Eurocopter AS350 con el que han estado volando sus pilotos para ayudar en la gestión del tráfico desde el aire. Este monoturbina, sin embargo, no está equipado con una cámara con capacidad para sancionar. Porque no tiene un zoom para ver si el conductor está manipulando el teléfono ni tampoco cuenta con un dispositivo para calcular la velocidad de los vehículos que circulan por debajo.

Este segundo helicóptero, además, ha tenido que dejarse en tierr a finales de diciembre. Le tocaba una revisión completa y actualmente se encuentra en proceso de recambio de piezas. Desde el 1 de enero, Trànsit ya no tiene medios aéreos.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR