13:53
24 Noviembre 2017

El negocio de los drones se dispara en Galicia pese a la limitación para volar

La Voz de Galicia

Hace un par de años, operar con drones en Galicia era una actividad desconocida y minoritaria. Pero los aviones no tripulados, útiles tanto para un bombardeo como para un reportaje de boda, se han convertido en todo un negocio con grandes expectativas de crecimiento. Hay demanda en el mercado, y por eso no es de extrañar que la fabricación y el pilotaje de drones sea ya la actividad en la que están naciendo más empresas en toda Galicia.

El tirón de la iniciativa público-privada representada por el CIAR (Centro de Investigación Aeroportada de Rozas) impulsado por la Xunta y sus socios Indra y Babcock (Inaer) ha tenido un efecto inmediato en la iniciativa emprendedora. En apenas dos años, este incipiente sector gallego ha pasado de contar con 14 operadores (año 2015) a sumar a estas alturas de agosto del 2017 un total de 165 empresas autorizadas por AESA, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Se reparten así: 79, en A Coruña; 53, en Pontevedra; 20, en Lugo y 13 en Ourense.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR