13:41
22 Septiembre 2017

El olvidado Emilio Herrera vuelve a Granada con todos los honores

ABC

A los 88 años, y tras una vida repleta de singulares hitos, falleció Emilio Herrera. Fue el 13 de septiembre de 1967. La muerte le encontró en Ginebra, donde permanecieron sus restos hasta que fueron repatriados a Granada en los 90 en presencia del rey Juan Carlos. Al margen de aquel acto, poco había hecho su ciudad por reivindicar a uno de sus más ilustres y desconocidos genios. El olvido se impuso a su destacada carrera como militar e ingeniero aeronáutico, y a esa contradicción –lógica para él– que le llevó a presidir la II República en el exilio, a pesar de ser un declarado monárquico liberal. Ahora Granada ha puesto fin al abandono al que su figura ha estado sometida mediante la celebración del «Año Emilio Herrera» con motivo del 50 aniversario de su marcha al cielo en el que siempre creyó como cristiano que era.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR