04:06
26 Abril 2017

El Supremo no obliga a Barajas a recortar vuelos por el ruido pero exige revaluar el daño

El País

El aeropuerto de Madrid-Barajas podrá de momento seguir operando como hasta ahora por la ruta que sobrevuela la urbanización Santo Domingo de Madrid. El Tribunal Supremo notificó este miércoles a los vecinos afectados y a Aena, la gestora de los aeropuertos españoles, la sentencia de la batalla que desde 2004 mantienen el grupo de casas cercano a Algete (Madrid) con el aeropuerto por el ruido que generan los sobrevuelos de una de las pistas de aterrizaje. Y la respuesta de los magistrados es que el pulso no ha terminado: la Administración será quien deba determinar cómo cesar el problema que sufren los vecinos, atendiendo a una normativa europea que obliga a volver a evaluar el ruido.

El tribunal admite que existe una lesión para los vecinos que Aena tenía obligación de solucionar tal y como exigió en 2008 el propio Supremo. Y de momento esta sentencia no se ha ejecutado. Las medidas que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid consideró adecuadas en 2014 (una reducción de un 30% de los sobrevuelos molestos) quedan anuladas. El Supremo decide devolver a ese mismo tribunal la causa pero especifica que la solución debe encajar en el reglamento europeo de 2013 sobre navegación aérea que entró en vigor en España en 2016.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR