05:23
26 Marzo 2017

Iberia gana la partida para abanderar la nueva filial ‘low cost’ de IAG en largo radio

El Confidencial

El consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, ha otorgado a Iberia todas las papeletas para que la compañía española se convierta en el abanderado de la nueva aerolínea ‘low cost’ de largo radio que operará a mediados de año desde la base del aeropuerto de El Prat de Barcelona. La decisión no está todavía adoptada oficialmente, pero el máximo responsable de la empresa nacida de la fusión entre British Airways (BA) e Iberia descartó de entrada la posibilidad de que la elección recayese en Vueling. Ahora ha rechazado también la eventual candidatura de Aer Lingus, que era precisamente el principal rival en las aspiraciones de Iberia.

Walsh anunció a finales de diciembre la buena nueva que apuntaba a la creación inmediata de una empresa filial orientada a operar vuelos de bajo coste hacia destinos transoceánicos de Estados Unidos, Latinoamérica y Asia. El primer ejecutivo del grupo hispano-británico añadió incluso la disposición para el proyecto de dos primeros aviones A-330 y precisó que la futura compañía supondría la creación de 250 empleos. De esta forma, IAG ponía en la pista de despegue la llamada ‘nueva generación de largo radio’, que está llamada a convertirse en el núcleo básico de negocio en el mercado global de transporte aéreo.

El único y más importante detalle que Walsh no quiso precisar entonces fue el nombre del agraciado que recibiría la autorización expresa de su consejo de administración para gestionar el negocio. Ahora, y después de eliminar la opción de Aer Lingus, todo induce a pensar que será Iberia la nominada, siempre y cuando la compañía que preside Luis Gallego sea capaz de estructurar un perfil de empresa que garantice la rentabilidad de las operaciones, una misión que se ha convertido en seña de identidad dentro de la casa desde que hace cuatro años IAG puso en marcha el plan de transformación de Iberia.

La aerolínea española tiene todas las de ganar, pero los responsables de la empresa no quieren confianzas y han intensificado las negociaciones con los distintos colectivos profesionales a fin de asegurar un acuerdo que satisfaga los requerimientos de la casa matriz. Los objetivos salariales y de productividad son los dos elementos básicos que se contraponen a la hora de alcanzar un pacto, pero fuentes sindicales aseguran que ni la dirección de la empresa ni los representantes de los trabajadores dejarán pasar una ‘ocasión que pintan calva’ para el desarrollo corporativo de Iberia.

IAG considera que Aer Lingus es prácticamente desconocida fuera de Irlanda y Vueling bastante tiene con superar sus problemas del año pasado

Los vuelos de largo recorrido a bajo coste pueden suponer una línea de actividad esencial para el crecimiento orgánico de la compañía española de bandera. Iberia ha recuperado gran parte de sus rutas transatlánticas que fueron abandonadas durante su anterior etapa de crisis, algunas de ellas tan emblemáticas como las conexiones de Madrid a La Habana y a San Juan de Puerto Rico. Más recientemente, ha incorporado a su catálogo nuevos vuelos a Shanghái y a Tokio.La filial ‘low cost’ de largo recorrido vendría a confirmar la apuesta de IAG por el futuro de la compañía española en su competencia tradicional con su ‘hermana’ Bristish Airways.

La aerolínea británica es ahora el único obstáculo potencial con que puede tropezar Iberia, pero no parece que BA pueda mejorar los niveles de rentabilidad, teniendo en cuenta que la futura filial nacería en Barcelona. La adaptación de las tripulaciones y el coste de traslado de las mismas desde el Reino Unido implicarían en buena lógica unos gastos muy superiores a los que tendría que asumir Iberia. Otra cosa hubiera sido de tener enfrente a Aer Lingus, empresa especializada en el negocio de bajo coste y que opera, por lo tanto, con un perfil estructural mucho más eficiente.

La matriz de Iberia ha anunciado que este verano tendrá operativa la nueva filial de largo radio a bajo coste cuyas conexiones principales están destinadas hacia Estados Unidos

Walsh considera que Aer Lingus es una marca muy poco conocida fuera de Irlanda, lo que supone un importante hándicap a la hora de lanzar un negocio para el que vienen preparándose otros grandes grupos multinacionales desde hace tiempo. La iniciativa de IAG constituye una réplica a los planes previos de otros rivales como Norwegian Air Shuttle y Wow Air, los dos grandes exponentes escandinavos en el negocio ‘low cost’. En España, la opción natural sería Vueling, pero el fiasco de la pasada temporada de verano impide cualquier experimento con una aerolínea que, según el consejero delegado de IAG, bastante tiene con ocuparse del mercado doméstico en España.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR