19:13
24 Abril 2017

La Ertzaintza requisa el dron de Vives

Diario Vasco

Sucedió hace ocho días. Varios agentes de la Ertzaintza irrumpieron en el hotel Meliá de Abandoibarra a media mañana. Buscaban a la persona que estaba volando un dron desde el último piso del establecimiento. No tardaron en encontrarla. Era un miembro del equipo de producción que acompaña al cantante Carlos Vives en su gira por España. Aquella noche, el intérprete colombiano, que se alojó en la suite del último piso, la que tiene una especie de torreón con balcón, ofreció un multitudinario concierto en el Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo. Los policías autonómicos requisaron la pequeña aeronave, tras interrogar durante casi una hora al presunto responsable del vuelo ilegal. Después de levantar un atestado -podría derivar en una sanción- le devolvieron el aparato.

Como norma general -y en el mundo de los drones las excepciones no existen-, no se puede desplegar uno de estos artilugios sobre los cielos de la capital vizcaína. Lo prohíbe la normativa. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) no autoriza sobrevolar grandes núcleos de población y tampoco permite violar el espacio aéreo de la villa, que forma parte del área restringida del cercano aeropuerto de Loiu.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR