00:37
21 Julio 2017

«Por azar no viajaba en el helicóptero»

El Correo

«El accidente nos dejó destrozados, pero tuvimos fuerza de voluntad para tirar hacia delante», recuerda con amargura Jon Ander Mardones. Es el único miembro que se mantiene en el Grupo del Perro de Salvamento de Euskadi, con sede en Elorrio, tras el trágico accidente de helicóptero de la Ertzaintza que sesgó la vida a cuatro de sus compañeros, junto a dos pilotos y un técnico de salvamento, mientras sobrevolaban los Picos de Europa un fatídico 12 de junio de 1987. El grupo desarrollaba labores de búsqueda de Germán Quintana, un niño ovetense de trece años que había desaparecido cinco días antes cerca del Mirador de Ordiales.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR