Ryanair: “Esperamos que los precios lleguen a 0 euros”

Expansión.com

La ‘low cost’ irlandesa, líder en España y en Europa por pasajeros, trasladará a sus tarifas el ahorro en costes, mientras eleva sus ingresos complementarios.

Ryanair se mueve como pez en el agua en un entorno de precios a la baja. Cuanto más caen las tarifas de los billetes, más cómoda se encuentra la aerolínea líder en España y en Europa por volumen de pasajeros. En su tercer trimestre fiscal (de octubre a diciembre de 2016), la low cost irlandesa redujo un 17% el precio de sus billetes por la devaluación de la libra tras la decisión de Reino Unido de dejar la UE (Brexit) y recortó un 8% su beneficio después de impuestos, hasta 95 millones de euros.

Lejos de mostrar un ápice de preocupación por no cumplir las expectativas de los analistas, que esperaban 102 millones, Ryanair mantiene sus objetivos para el conjunto del ejercicio fiscal -ganancias de entre 1.300 millones y 1.350 millones- y plena confianza. Disfruta y aviva la guerra de precios que vive el sector aéreo en Europa por la sobreoferta de plazas alimentada por la bajada del petróleo.

“Los precios descendieron un 17% en el tercer trimestre, pero el tráfico aumentó un 16% y los costes unitarios cayeron un 6%. No importa si eso supone que el beneficio baje un 8% porque las tarifas dejarán de caer y, con los costes a la baja, nuestro margen crecerá”, afirma Michael O’Leary (Mullingar, Irlanda, 1961), consejero delegado de Ryanair, en una entrevista con EXPANSIÓN. Y matiza: “Sí sería un problema si tuviéramos que revisar nuestra previsión de resultados (profit warning) porque los costes están creciendo”.

Petróleo

En el cuarto trimestre fiscal, los precios de Ryanair bajarán un 14% y, el próximo ejercicio fiscal, la aerolínea cifra en 70 millones el ahorro en combustible. ¿Se espera que el petróleo ponga fin a su caída y remonte en 2017? “No sabemos qué sucederá. Sólo que nuestros costes seguirán bajando y que España y Portugal viven un boom por la demanda transferida de Turquía, Túnez y Egipto, que no sabemos cuánto durará. Creo que los precios se estabilizarán o caerán ligeramente, pero dependerá del petróleo. Si sube muy por encima de 50 dólares por barril, las aerolíneas se verán muy presionadas para subir precios”, apunta O’Leary.

Su objetivo es, precisamente, todo lo contrario: “Me encanta que bajen y espero que en algún momento lleguen a cero; ya vendemos un 20% de nuestras plazas por debajo de 10 euros y es un bonito objetivo”. Y marca la evolución: “Este año, nuestra tarifa media rondará los 35 euros y, el próximo, los 31-32 euros”.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR