01:48
16 Octubre 2017

Ryanair se ve abocada a la revolución de sus empleados o a protagonizar una nueva crisis

El Mundo

Las cosas en Ryanair nunca volverán a ser como antes de la crisis de este septiembre. La aerolínea irlandesa se enfrenta a una auténtica revolución, más impuesta que escogida, que le conducirá a tener que replantear su relación con sus trabajadores, con los gobiernos de los países en los que opera, con sus pasajeros y, sobre todo, con la propia concepción que tiene de sí misma.

Empezando por su controvertido pero eficaz director ejecutivo, Michael O’Leary, quien por primera vez desde que tomó el mando en 1994 ve cuestionada su posición. Hasta ahora, sus salidas de tono, sus críticas hacia el Brexit y sus sorprendentes propuestas -como aquella en la que planteó la posibilidad de que algunos pasajeros viajasen de pie- le habían bastado para proporcionar un sustento de marketing impagable que ha colocado entre otras razones a su empresa en el trono de las low cost.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR