¿Se va a notar la rebaja de las tasas en el precio del billete de avión?

El Mundo

Un estudio de la consultora UHY Fay &Co. publicado a finales de 2015 analizaba uno de los asuntos menos claros a la hora de valorar el precio de un billete de avión: qué porcentaje son las tasas aéreas. Concluía que en España, el pasajero paga de media 16 euros en los vuelos de corto recorrido y 23 euros en los de largo. Las tasas aéreas en España, como ha sostenido Aena en su defensa de la congelación de las tarifas, están por debajo de la media europea. Y el citado estudio lo corrobora: la media en los países que imponen tasas está en 20 y 23 euros para los vuelos de corto y largo radio, respectivamente.

Las tasas aéreas son un impuesto que paga cada viajero. Se incluyen en el precio del billete pero no son parte del coste del trayecto, son cobradas por Aena y están reguladas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Comprenden varios conceptos: Tasa por pasajero -uso de las instalaciones del aeropuerto-; suplemento de las aerolíneas -para compensar el aumento de precio del petróleo, gastos en seguridad y primas de los seguros-; tasa de aviación civil -la percibe el Estado para financiar el funcionamiento de la administración de aviación civil y la ordenación del territorio-; y tasa de seguridad, -la recibe el Estado para financiar la seguridad, y va a los operadores aeroportuarios-.

Las tasas pueden atraer o repeler a las aerolíneas. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), que engloba a más de 250 compañías aéreas, calcula que las tasas suponen en torno al 6% de todos los costes de las aerolíneas. Precisamente la IATA calculó en 2012 que la subida que se llevó a cabo en España ese año supondría un incremento del precio de los billetes del 6% y provocaría la pérdida de 2,9 millones de vuelos. Entonces, el ministro responsable de Justicia y Fomento, Rafael Catalá indicó, citando distintos estudios, que el aumento de tasas aprobado por su Departamento del 10,5% tendría una «repercusión de algo más de un euro en el precio de los billetes».

Según Aena, un 1% de bajada en la tarifa supondría un 0,6% en el billete. Conforme a esto, con la subida del 11% en cinco años, los billetes podrían bajar un 6,6% repartido en el global del lustro.

Por supuesto, esta rebaja sólo sería aplicable en los aeropuertos de Aena, por lo que el cálculo de su repercusión en un billete internacional dependería de otros factores y aeropuertos no pertenecientes a la red del gestor español.

No obstante, según la Asociación de compañías españolas de transporte aéreo (Aceta) la reducción de las tasas del 11%, al rebajar los costes, «podría ser aprovechada por las compañías aéreas para aumentar sus ofertas, además de colocar más asientos en el mercado».

Al margen de la bajada de tasas, Iberia afirma que «los precios no han dejado de bajar, aún así, en los últimos años por la alta competencia». A lo que Exceltur añade que aunque la rebaja en los billetes no sea demasiado significativa sí lo es por “la gran sensibilidad que hay en relación al precio de los billetes en un mercado con un nivel tan elevado de flujos de vuelos”. Pura cuestión de competencia.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR