00:43
21 Febrero 2017

‘Volando voy’: el último dominio del helicóptero en televisión

El Mundo

En un tiempo no muy lejano, los helicópteros se alzaron como los reyes en las filmaciones audiovisuales. Gracias a su participación, el cine y la televisión pudieron incorporar al medio nuevos puntos de vista que se traducían en espectaculares imágenes y en una prueba de poderío de la producción. Pero poco a poco, los avances tecnológicos facilitaron el recurso de las tomas aéreas y, hoy en día, los modernos drones han arrebatado al veterano invento de Juan de la Cierva la exclusividad de los cielos.

No obstante, en esto, el low cost también se nota. “La imagen que aporta un helicóptero es muy superior a la de un dron en cuanto a calidad”, asegura Jesús Calleja, quien ha convertido su programa Volando voy en uno de los reducidos hábitats en los que aún hoy sobrevive el helicóptero como especie televisiva. “Un dron vale 1.000 euros o 3.000 si es muy sofisticado y una cámara Cineflex cuesta 700.000 euros”, explica el presentador a EL MUNDO como prueba de la diferencia entre uno y otro sistema a la hora de tomar imágenes aéreas.

Volando voy -que el pasado miércoles estrenó en Cuatro su segunda temporada- cuenta en su equipo con dos helicópteros: el Robinson 44 en el que viaja Calleja y que protagoniza muchas de las escenas del programa, y un segundo aparato alquilado en el que está instalada la cámara Cineflex que toma las imágenes de vuelo. “No existe un dron en el planeta Tierra que siga a un helicóptero”, comenta Calleja, quien vuelve a insistir en la importancia de su gran pájaro: “Un dron, como mucho, va a 30 kilómetros por hora y yo en el helicóptero voy a 200 kilómetros por hora y necesito que la cámara me siga».

A lo largo de esta segunda temporada, Volando voy viaja a distintos enclaves de la geografía española con el objetivo de ayudar a la gente de los pueblos a solventar problemas cotidianos relacionados con sus condiciones de vida o de trabajo. El Parque de Doñana, el desierto de Tabernas en Almería, el delta del Ebro en Tarragona, el bosque de Muniellos en Asturias, la Ribeira Sacra de Galicia o la Sierra de la Culebra en Zamora son algunos de los destinos en los que Calleja aterrizará con su helicóptero en los próximos episodios, después de arrancar la temporada en la Bahía de Fornells en Menorca. “Desde el aire vamos descubriendo el mundo que queremos presentar”, apunta Calleja.

“España es maravillosa y desde el aire es brutal”, añade el presentador y aventurero. “Para esta segunda temporada teníamos que plasmarlo de alguna manera con mejor calidad y nos hemos equipado con la tecnología más sofisticada que existe y que va a impactar en cuanto a la factura de imagen”, garantiza. “Grabamos con unas nuevas cámaras que hemos comprado y que ofrecen un resultado que impresiona”, insiste Calleja, quien además de presentar Volando voy está implicado en la producción del programa a través de la empresa Zanskar.

De todo el nuevo equipo técnico, Jesús Calleja subraya la relevancia del que se ha incorporado al helicóptero precisamente para la toma de imágenes: “Utilizamos la mejor óptica que existe y la mejor estabilización: la cámara va geoestabilizada, con tres ejes y giroscopios, y tiene un objetivo de ultra alta definición”. No obstante, a pesar de la prevalencia de su pájaro insignia, Volando voy no renuncia a las posibilidades que ofrece la tecnología moderna y para esta temporada ha incorporado también un enjambre de drones de última generación, que dan un ángulo diferente y que permiten el acceso a zonas donde el helicóptero no puede actuar.

Pero a pesar de sus nuevos compañeros el helicóptero demuestra en este programa una vez más que en su terreno no tiene competencia. “Ver a una mujer de 92 años que de repente despega desde su casa y empieza a contemplar desde arriba la montaña que durante toda su vida vio y a la que nunca subió es muy emocionante”, garantiza Calleja.

Acceder a la noticia

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR