Aeroméxico asegura que la pericia del piloto del avión accidentado en Durango evitó la tragedia

El País

Un milagro. Así describen supervivientes y vecinos el desenlace del accidente de un avión comercial de la compañía Aeroméxico que se desplomó la tarde del martes en la capital de Durango, al norte de México. Poco antes de las 16.00 (hora local) la aeronave había despegado rumbo a Ciudad de México en medio de una fuerte tormenta. Minutos después, perdió el control y cayó todavía dentro de los terrenos aledaños al aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria, pero fuera de la pista. El accidente, milagrosamente, no provocó ningún fallecido entre los 103 pasajeros, entre ellos, un sacerdote de la ciudad que acababa de volver de un estancia en EE UU.
Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR