00:40
25 Mayo 2018

Cuando el guardia civil del aeropuerto mira más su móvil que el escáner

El País

A la tradicional clasificación entre agente bueno y agente malo hay que añadir una tercera: agente distraído, e incluso agente jeta. Aunque hay quien diría que también, en el fondo, agente tonto y, desde luego y sobre todo, agente absolutamente inconsciente. Un Guardia Civil que trabajaba en el aeropuerto de Loiu, en Bilbao, ha sido suspendido con un mes de empleo y sueldo por estar más atento a su móvil personal que a revisar el equipaje del personal que cruzaba por el escáner del filtro policial. No fue, sin embargo, el único que dio la nota. Uno de sus compañeros de turno se tumbaba en la silla con los brazos detrás de la cabeza, ajeno al tránsito de viajeros, y el tercero estuvo durante 45 minutos charlando con otros pasajeros, como si el arco detector de metales fuera como los del triunfo, monumentos.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR