01:34
16 Octubre 2018

De la comedia al drama: la loca historia del ‘Concordski’, el intento ruso de copiar el Concorde francés

ICON El País

Más rápido, más alto, más fuerte. Puede que los ingenieros soviéticos que en diciembre de 1968 pusieron a volar el Tupolev TU-144 tuvieran en mente el lema olímpico de la superación. En su caso, a quienes pretendían superar con este hito de la aeronáutica era a los ingenieros franceses y británicos que llevaban años puliendo el Concorde, por aquel entonces el avión del futuro, concebido para transportar a personas al doble de la velocidad del sonido.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR