La torre de control asturiana no detecta a los aviones por debajo de 1.200 metros

El Comercio

Un avión comercial procede a su aproximación al aeropuerto de Asturias. Cuando baja de los 4.000 pies, o, lo que es lo mismo, cuando se acerca al suelo a 1.200 metros, ‘desaparece’ para los profesionales de la torre de control de Asturias. Saben que está. Existe contacto con él, pero, desde abril, no tienen constancia de su presencia en el radar. Lo mismo sucede con todas las aeronaves que operan desde La Morgal. Hace cuatro meses que la torre no ‘ve’ nada de lo que se mueve en los cielos asturianos por debajo de esa altura. «En algunos zonas, muy concretas, los perdemos ya a 6.000 pies». Es decir, a 1.800 metros.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR