Lindbergh: un pionero en los albores de la aviación

ABC

Desde pequeño sabía lo que quería ser. Le fascinaron los aeroplanos. Ya con 9 años, los motores de gasolina se convirtieron en sus compañeros de juego. Su meta era volar y abandonó la universidad para ir a una escuela de pilotos donde empezó a reparar aviones. Ingresó en el Ejército y por fin consiguió su sueño.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR