00:40
25 Mayo 2018

Londres rechaza la presencia de la policía española en el aeropuerto de Gibraltar

El País

Tras cuatro rondas secretas de conversaciones y tanteos entre los equipos de España y el Reino Unido, el futuro de Gibraltar tras el Brexit ha encallado peligrosamente. La “generosidad y buena disposición inicial” de ambas partes ha tropezado con un escollo que parece insalvable: la gestión común que se pretende del aeropuerto asentado en el istmo. La propuesta de España de introducir policías nacionales para controlar las fronteras Schengen del aeródromo ha reavivado las suspicacias sobre la olvidada pretensión de la soberanía.

“Hemos llegado al punto de inflexión en las negociaciones y hemos tocado hueso”, concluyen con frustración los negociadores españoles tras cinco meses de contactos. Hay una sensación de malestar ante la hipótesis cierta de una gran oportunidad perdida por el equipo negociador del Ministerio de Exteriores español para tratar con sus homólogos británicos sobre el futuro de Gibraltar tras el Brexit. En el lado gibraltareño, que en ocasiones se integra en la delegación británica, se constata sobre todo desconfianza. Nada está aún cerrado ni descartado pero cuando se ha abordado el meollo del conflicto, con ofertas concretas que implican cesiones, han resucitado los recelos.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR