04:26
27 Abril 2018

Los problemas del motor Trent 1.000 del B787 pondrán a prueba las relaciones de Rolls-Royce y las compañías

Actualidad Aeroespacial

La empresa británica Rolls-Royce necesitará más dinero y más inspecciones para solucionar los problemas de los motores Trent 1000 en los aviones Boeing 787 Dreamliner, lo que provocará más interrupciones para las aerolíneas y pondrá a prueba las relaciones entre la firma y sus clientes.

En un comunicado hecho público este viernes, la empresa recuerda que el pasado 7 de marzo “al publicar nuestros resultados del año 2017, describimos nuestra gestión de ciertos problemas en los motores Trent 1000 y los costes estimados relacionados con la implementación de las soluciones para abordar esos problemas”.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR