No fue un milagro sino tecnología y manejo: por qué nadie murió en el avión de México

El Confidencial

Cuando sobre las 11 de la noche (hora española) del pasado martes saltaba la noticia del accidente de un avión de Aeroméxico en el aeropuerto de Durango, todo el mundo se esperaba lo peor. Rápidamente venían a la cabeza imágenes de tragedias anteriores, y eso hizo que cuando las autoridades mexicanas confirmaron que no había muertos entre los pasajeros del Embraer E-190, muchos tildasen lo ocurrido de ‘milagro’.

Medios de medio mundo hablaban de cómo la mayoría de los tripulantes habían salido, sorprendentemente, con heridas leves y solo dos personas contaban con un diagnóstico más grave, entre ellos el piloto.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR