02:34
20 Enero 2018

Semillas caídas del cielo para reforestar tierras lusas devastadas por los incendios

El Mundo

Este año ha sido el peor de la historia de Portugal en término de incendios. Entre el devastador incendio de Pedrógão Grande en junio y los registrados en el centro del país en octubre, más de 100 personas han perdido la vida entre las llamas. Además de las tragedias humanas, los incendios han arrasado con el medioambiente luso.

Según los datos recogidos por la Comisión Europea, entre enero y octubre de este año ardieron más de 500.000 hectáreas de suelo luso, lo que es un nuevo récord para un único Estado miembro de la Unión Europea. Con la temporada de incendios concluida, los residentes del interior luso ahora intentan hacer sus vidas entre vastos páramos llenos de ceniza y bosques completamente carbonizados, conscientes de los peligros que llegan con el invierno. Y es que al estar tal desgastado el paisaje, es de gran importancia conseguir frenar la erosión de los suelos y evitar que se produzcan deslizamientos de tierra antes del comienzo de la época de lluvias en el país vecino.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR