23:34
22 Febrero 2018

Sólo uno de cada 500 vuelos se desvía o cancela en Loiu por el mal tiempo

El Correo

El aeropuerto de Bilbao tiene mala fama entre cierto número de pilotos y, sobre todo, entre algunos pasajeros. El viento, que en ocasiones sopla racheado y con turbulencias inesperadas, hace que aterrizar en Loiu se convierta, a veces, en una experiencia desagradable. Pero no es lo habitual. Al menos, así lo indican las estadísticas. Este tipo de episodios, como el que el día de Nochevieja sufrieron los ocupantes de un vuelo procedente de Barcelona, en el que se registraron vómitos, mareos y gritos, son inusuales. El año pasado, sólo 91 operaciones fueron anuladas en ‘La Paloma’ por culpa de la mala climatología, cuando el aeródromo vizcaíno registró un total de 46.989 aterrizajes y despegues.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR