Un Boeing 737 aterriza en Málaga tras un problema de presurización de la cabina

La Opinión de Málaga

Un avión con 128 personas a bordo aterrizó hace unos días en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol tras sufrir a más de 11.500 metros de altura un problema de presurización de la cabina, el sistema que bombea aire dentro del aparato para compensar la baja presión atmosférica exterior y así poder respirar sin dificultad. La tripulación del Boeing 737-700, que cubría el trayecto entre Fuerteventura y Berlín, decidió interrumpir el viaje después de declarar mayday y realizar un descenso de emergencia, maniobra que establecida por los protocolos para garantizar la seguridad del pasaje. Los cinco miembros de la tripulación y los 123 pasajeros resultaron ilesos.

El incidente quedó registrado a partir de las 19.28 horas del pasado 3 de marzo. Según la información preliminar que ya investiga la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), el avión operado por Germania se encontraba en fase de vuelo de crucero a nivel FL380 (38.000 pies o 11.600 metros) cuando activó la indicación de «abróchense los cinturones» ante la previsión de turbulencias.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR