02:07
18 Diciembre 2017

Un modelo viable para los aeropuertos

El País Negocios. Editorial

Algunas de las inspiraciones para los negocios proceden directamente de la ciencia ficción; ayuda que pocos objetivos o ensoñaciones estén hoy limitados por la tecnología. El propósito que incumbe a los aeropuertos sería más o menos como sigue: pistas de aterrizaje y despegue más próximas a los clientes potenciales (turistas, consumidores) de forma que todo ciudadano en disposición de viajar o consumir tuviera un aeropuerto (pequeña terminal) a menos de 80 o 100 kilómetros de distancia. Una gestión integrada del viaje, de forma que el viajero saldría de su casa con un billete único para cubrir todos sus transportes desde la puerta de su hogar hasta su lugar de destino, la gestión del equipaje corriese a cargo de la aerolínea desde la misma vivienda y un sistema de identificación que hiciese innecesaria la permanencia en filas interminables y trámites engorrosos. ¿Un chip subcutáneo? Podría ser.

Al mismo tiempo, las terminales —pequeñas, medianas o grandes— serían centros activos de consumo, porque, como bien han demostrado algunos negocios conocidos (por ejemplo, el del cine), los ingresos y los beneficios proceden más de ventas adyacentes (complementarias), como las bebidas y las palomitas, que de la propia actividad principal (la proyección de películas).

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR