Una década después: el JK5022 sigue volando

La Provincia. Opinión. Pilar Vera

El día 20 de agosto nos obligó a todos los que padecimos la pérdida trágica de nuestros seres queridos a elegir: vivir con rencor, vivir y olvidar o una tercera opción difícil, complicada y sacrificada, nacida solo desde la generosidad como era revertir a la sociedad el conocimiento extraído de nuestra tragedia desde sus inicios para la seguridad y en beneficio de todos los ciudadanos usuarios del avión. Si cuando entré en septiembre de 2009 en la AVJK5022 me llegan a pronosticar que estaría liderándola al cumplir su década de vida, no lo hubiera creído por muchas razones, la principal porque es inédito en la historia de la aviación comercial española que una Asociación de Víctimas de la Aviación Comercial siguiera existiendo diez años después y me atrevo a decir que incluso a nivel internacional: las asociaciones de víctimas son como pompas de jabón que se diluyen una vez que se ha reparado económicamente a las víctimas aunque a veces no se lleguen a conocer las causas que provocaron el siniestro que dio lugar a su creación.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR