Vuelos sin controlador aéreo en Hondarribia

El Diario Vasco

El viaje que se emprende cuando se dona un órgano para ser trasplantado necesita arrancar segundos al reloj para llegar cuanto antes al hospital. La meta, salvar una vida gracias a la generosidad de un donante anónimo, se alcanza después de una coordinación sincronizada de todos los implicados, que incluye el transporte en ambulancia, los sanitarios, los profesionales del hospital y en ocasiones también a pilotos y azafatas de los vuelos de operaciones sanitarias. Dentro de una avioneta o un helicóptero viaja la esperanza de vida de un enfermo, una urgencia que no entiende ni de días ni de horas. El operativo puede activarse las 24 horas del día los 365 días del año. El año pasado, en Hondarribia se operaron 36 vuelos sanitarios, de los cuales 20 fueron para trasplantes.

Acceder a la noticia completa

Este artículo está incluido en el Dossier de Prensa que COPAC realiza diariamente con noticias del sector aéreo publicadas en medios de comunicación. COPAC no es responsable de su contenido ni altera el texto de la información, únicamente lo reproduce para su envío a los suscriptores. Puede consultar la noticia original a través del enlace correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR